jueves, 15 de diciembre de 2011

Vista a lo lejos

Te veo desde la orilla

"lo se, te veo mirando"

te veo desde la orilla

"entonces veni"

te veo desde la orilla

"venidale"

te veo desde la orilla

"¿que esperas para venir?"

te veo desde la orilla

"no entiendo lo que me decís"

te veo desde la orilla

"aun espero que vengas a mi"

te veo desde la orilla

"que complicado sos"

te veo desde la orilla

"ya me estas cansando"

te veo desde la orilla

"jaja"

te veo desde la orilla

"¿esperas que valla yo?"

te veo desde la orilla

"no puedo creer que halla alguien como vos"

te veo desde la orilla

"te veo cerca"

te veo al lado mio

"te veo desde la orilla"

te veo desde la orilla


Desde una orilla solo se podía ver y pensar y quedarse horas interminables en el estado mas hermosamente quieto y soñando despierto. Desde la otra orilla solo se podía actuar, sin pensar, solo actuar hasta que se llega a algún estado mental donde la quietud se vuelve hermosamente inquietante como la repetición de una oración.
Imagen: Pintura de Edvard Munch. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Etiquetas

"poemas" (1) Exsemento (1) Inco (1) Musicas (2) pinctures (1) poemas (30) prosa (5) quizapoemas (2) Song (1)

Lectores

Describir lo indescriptible. Larga historia de soñadores.

Páginas vistas en total