miércoles, 21 de diciembre de 2011

No son solo plastico, o porcelana, o ceramica, etc.




No es la hora de correr cuando ves ojos de muñeca girar dentro de sus plásticas cuencas. No es hora de correr.
Asustarse, menos.
Es hora de apiadarse. ¿Que almas torturadas fueron encerradas sin el consentimiento de estas?
¿Que miran, con esperanza de ser devueltas al pueblo donde se ensuciaban las rodillas de barro?
Si corres, es para ayudar. Si te asustas, es de vos mismo por correr cruelmente, lejos, olvidandote de los cuantos necesitan ayuda ahí adentro.
En unos ojos moviendose en sus respectivas cuencas plásticas.

lunes, 19 de diciembre de 2011

La carne se vuelve metal.




No es raro
es común a tu edad - me dijo el experimentado -
a todos les inyectaron cierto grado de plomo al terminar la secundaria
pero vez la pinchazon recién cuando la piel se te desprende.


Podes desenroscarte la cabeza
y dejar la carne y
el hueso
que hace de cuerpo
tirado en la cama


o al revés


pero cuidado con lacerar tu cuerpo a la hora de caminar por una senda  llena de alambres oxidados que jamas tuvieron la oportunidad de estar realmente sanos


el recuerdo,
solo eso,
te da alguien
y te dice que tu cabeza
estaría en el cómodo colchón
mientras tu cuerpo hace todo
sin pensar
ni ver


mirar, la tele, las letras, los dibujos formados, los carteles, el camino
ver, la vida



Imagen: Estela Uhart

domingo, 18 de diciembre de 2011

No saber donde estas.




Un día me desperté pero no estaba en mi casa, me encontraba en un lugar desconocido, sentí una desesperacion sin igual. Fue horrible ver todo un sitio que no conocía y encima yo estaba ahí.

"Dios,
sacame de este lugar, por favor"

Y recordé que yo no tenia ni idea de quien es Dios, pero al escuchar tanto a mis papas llamarlo cada vez que las cosas van mal me hizo llamarlo tambien. 

Comenze a sudar.

Ya no sabia que hacer.


Estaba todo oscuro pero veía siluetas que parecian moverse; eran cuerpos jóvenes. Estaban tirados, desparramados, seguramente muertos.

Entonces vino uno señora, prendió la luz y grito:

"¡Chicos, despiertense!"

Ahi recorde. Estaba en la casa de mi amigo; me habia quedado a dormir.

sábado, 17 de diciembre de 2011

Enemigo de ascensor.




Escaleras

escalón primero
escalón segundo
escalón tercero
escalón cuarto
escalón quinto
escalón sexto
escalón séptimo



Figura estrambóticamente extraña
sin pelos, sin cabeza, sin piernas, sin brazos
sin sangre, sin cuerpo, sin figura, sin silueta


escalón séptimo
sexto
quinto
cuarto
tercero
segundo


Otra vez la figura
esta vez corporeamente espiritual


escalón
segundo
tercero
cuarto


Esfumacion del elemento que mediante paso a paso va ascendiendo a la cercanía del cielo


escalón tercero
segundo


La nada, de un lado
el todo, del otro


nada puede ser todo
todo puede ser nada


dos puntos ( : )


sin escaleras
sin figuras


ni siquiera yo


Imagen:  Edward Gorey

viernes, 16 de diciembre de 2011

Trabajador afuera, mosca adentro.

La cena esta lista. La cena esta siempre lista antes de ver cruzar al hombre del trabajo. Siempre que llega
ve a una mosca apoyada en su plato.

Mientras la cocinera lo espera
y finge interés en las historias de la jornada.

Los chicos lo escucharon llegar, pero salir de sus cuartos
... es cosa de aburridos.



La mosca no se va del plato y mientras piensa "hace algo con tu vida
porque de esto no se trata"
aun espera la comida
y sabe
que aunque lo del plato se acabe
quien esta sentado sera comida, pronto, para sus amigos gusanos y ella.

Imagen: Pintura de Van Gogh.

Distraccion.




Es hora de leer un poco. Estos programas pelotudos, dios mio. Por suerte no soy así. Bah, por suerte digo, que suerte también la de ellos que no son como yo. Ja. Bueno. Me gustaría sentir ese viento en la cara, pegandome tan fuerte hasta que me deshaga y me convierta en aire en movimiento. Viento. Ya soy un aire, mis pensamientos lo son. Van dando vuelta por mi cabeza y el soplido entra por mi oído, por lo que escucho, por lo que escucho decir, por la información. Todo lo que escucho me sopla y los pensamientos comienzan a moverse. Como estas hojas. Hijas. Que rico olor. Las hojas. Oja. Como la Soja, pero sin verde. Pero sin contaminar, pero sin basta. Dale.


En presencia de las personas que le adulaban durante la visita al salvaje, Bernard hacia una repulsiva exhibicion de su conducta heterodoxa. Todos lo escuchaban cortésmente, pero la comida nunca esta bien cocida. Que poca prudencia la de mi vecina invitarme a comer y hacer todo mal. Yo tenia restos de pan de salvado encima de mi panza y ni cuenta me di, parece, porque vino y se agacho al lado mio. Era hora de un poco de sexo. Me iba a sacar las migas que molestaban a lo visual. Otra vez, dale. Lee. Se trataba de una pequeña fabrica de alumbrado para helicópteros filial de la central del centro que pateo mi amigo cuando me pego en el pecho y no supe atarlo por mis medios, sino que fue la suerte la que hizo que la pelota pegara en mi pecho y así el gol, no fuera gol. Ja. Gol, como el alfajor, no. Fulbito, no golcito. Golpe. Gota. Cara de gota. Una gota me gusta cenar hoy, no se que gusto tiene pero vamos. O mejor no, mira si no me gusta. Mi mujer se enojaría si viera que la gota va evaporandose en el plato de lo lento que la como por que no me gusta. Gota, yo y mis ideas. Pobre yo. Pobre ello, pobre ellos, pobre ellore, pobre pobre el pobre que es pobre en la pobreza de las probetas de las promesas que le dan el sonido de las trompetas. Trote de fuerza. Trote de caminar, caminar trotando, fuerte y despacio. Bueno, date cuenta. Concentrate. Desde el principio. En presencia de las personas que le adulaban la supremacía de tener que asustarme siempre cuando alguien se me acerca a pedirme el pasaporte para viajar a Marte. Basta de viajes, es hora de viejas. De lo nuevo a lo viejo. Viejos arrugados, como yo voy a quedar. Sos una vieja. Devuelta lo estas haciendo. Mejor leo en otro momento.


Se cierra el libro.



Imagen: Pintura de Enrico Baj

jueves, 15 de diciembre de 2011

Vista a lo lejos

Te veo desde la orilla

"lo se, te veo mirando"

te veo desde la orilla

"entonces veni"

te veo desde la orilla

"venidale"

te veo desde la orilla

"¿que esperas para venir?"

te veo desde la orilla

"no entiendo lo que me decís"

te veo desde la orilla

"aun espero que vengas a mi"

te veo desde la orilla

"que complicado sos"

te veo desde la orilla

"ya me estas cansando"

te veo desde la orilla

"jaja"

te veo desde la orilla

"¿esperas que valla yo?"

te veo desde la orilla

"no puedo creer que halla alguien como vos"

te veo desde la orilla

"te veo cerca"

te veo al lado mio

"te veo desde la orilla"

te veo desde la orilla


Desde una orilla solo se podía ver y pensar y quedarse horas interminables en el estado mas hermosamente quieto y soñando despierto. Desde la otra orilla solo se podía actuar, sin pensar, solo actuar hasta que se llega a algún estado mental donde la quietud se vuelve hermosamente inquietante como la repetición de una oración.
Imagen: Pintura de Edvard Munch. 

Etiquetas

"poemas" (1) Exsemento (1) Inco (1) Musicas (2) pinctures (1) poemas (30) prosa (5) quizapoemas (2) Song (1)

Lectores

Describir lo indescriptible. Larga historia de soñadores.

Páginas vistas en total